Saturday, December 17, 2011

Del olivo como del cerdo se aprovechan hasta los andares

Conocemos sobradamente las virtudes del aceite de oliva como componente de la dieta mediterránea, pero ¿sabemos algo más de él?


Las investigaciones de los últimos años demuestran que la adoración que los antiguos tenían por este árbol no era un mito.
Además del aceite virgen extra y las posteriores obtenciones de aceite refinado, además de las ricas aceitunas, los residuos de aceite se pueden transformar en biodiesel, los huesos se pueden utilizar para filtrar aguas residuales cargadas de metales pesados e incluso luego re-reutilizados como combustible de biomasa. El empleo de jabones y aceites de oliva en cosmética está todavía en pañales y la parte no saponificable es una fracción mágica  que ya se incluye en algunos cosméticos como milagro antiedad.
Por si fuese poco hay investigaciones que demuestran que tanto la hoja como la corteza contienen una gran cantidad de antioxidantes naturales de gran demanda en el mercado actual.
También se ha descubierto una molécula parecida al ibuprofeno, de igual o mayor potencia en la inhibición del Cox para el control del dolor y la inflamación en especial posteriores a intervenciones quirúrgicas o traumatismos.
Además la hoja de olivo se usa para la producción de extractos en cosmética capilar, como forraje de ganado y en la preparación de productos homeopáticos destinados a controlar la tensión arterial.
Por último, la poda que se hace cada dos años aproximadamente produce una madera de la que ya se está extrayendo además de los polifenoles antioxidantes: parquet, sí, ¡parquet!. Se rectifican los trozos de tronco, se cubican y se cortan. El resto se reutiliza para tableros, el serrín para aglomerados e incluso se obtiene una resina… El piso resultante es de una veta suave, grano fino y dureza extrema. Se dice que muchos palacetes del siglo XVI tenían estos parquets en sus habitaciones principales y hoy por hoy los están comenzando a utilizar los más innovadores interioristas.
Y todo ello sin talar el árbol. Es decir producción renovable, extremadamente rentable con diversidad de productos finales de alto valor agregado y… de ser instalada la manufacturación dentro de las zonas de producción: el Co2 producido es reasimilado por los propios árboles durante el proceso de fotosíntesis.
Es como encontrar la gallina de los huevos de oro pero sin tener que matarla para hacer caldo.

El agotamiento del sistema neoliberal capitalista, las trampas y engaños de muchos gurúes de las finanzas y la inestabilidad de los mercados han llevado a algunos asesores económicos a imaginar nuevas formas de mantener las grandes fortunas y a estabilizarlas de cara al futuro. Y parece ser que el olivo forma parte de este paisaje. Ya en 2005 los chinos se habían interesado por la producción de aceite para realizarla en las provincias del sur de China (Sichuán) y de hecho llevan plantadas unas cien mil hectáreas de ellas con una incipiente producción. Sin embargo el gigante asiático tiene muchísimos problemas con sus estructuras y la calidad y rendimiento están muy por debajo de las de los países mediterráneos. Asimismo las pequeñas variaciones de clima y suelo y las grandes de manejo cambian todos los parámetros de aprovechamiento desde el contenido de polifenoles hasta la durabilidad de la madera. Por tanto es difícil que China controle a futuro esta fracción de mercado, ni siquiera para consumo interno.

Los economistas en producción primaria y mercados de derivados han desarrollado un nuevo sistema productivo que permite regular los precios de cada uno de los productos finales del olivo sin recurrir a los mercados de futuro y sin permitir que los especuladores entren en el juego (y si entran que asuman riesgos verdaderos). No se trata de un sistema nuevo puesto que ya existía en la antigua Babilonia sino la combinación de coberturas antiguas con moderna tecnología. Dicen que el olivo es ideal para iniciar este tipo de producción por la versatilidad de sus subproductos aunque no niegan estar estudiando otros procesos primarios de producción como podrían ser los cítricos.
España es el primer productor de la U.E. con más del 50% de la producción de aceite de oliva. La U.E. es productora de más del 50% del aceite de oliva mundial por lo que es indudable que las primeras empresas de este tipo se montarán en Europa y básicamente en España. Se calcula que con el incentivo de vender la producción a buenos precios, al menos 100.000 Has podrían recuperarse del abandono en el que están.   

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...