Saturday, December 17, 2011

Hay un instante

Hay un segundo en que todo se detiene. Es casi imperceptible. Dicen que en él muchos deciden dejar esta vida y otros aferrarse a ella con uñas y dientes. Es el instante en que los niños dejan de tener fiebre, las muelas dejan de doler y el timón de la existencia enfila su nave para un nuevo día. La noche se aleja con sus presagios y su carga de temores. El mundo ha espirado el aire de sus pulmones y comienza una nueva inspiración vivificante.







Para percibir esta sensación de que todo se para y todo arranca otra vez hay que estarse muy quieto y relajado. No siempre podemos hacerlo pero habría que intentarlo alguna vez. Es una experiencia agradable y reconfortante.
¡Qué tengáis un excelente día!

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...