Saturday, April 28, 2012

Pequeñas reflexiones de un autor al acabar una novela

Teucro deCreta: Todo va a alguna parte

Bien... pongo que Teucro decide ir a ver otra vez a Circe que es una hechicera peligrosa pero él tiene a su favor el poseer a Crisomalo y a Altaea. No quiero complicar el final innecesariamente pero hay nudos que desatar y decisiones que tomar. Las acciones pasan por los héroes y los mortales porque los dioses tienen suficiente con apoltronarse. Iris es la otra pregunta: ¿Zeus la dejará partir así porque sí? o ¿le impondrá un castigo ejemplar?
Tengo el castigo en la cabeza... y sus consecuencias.
Comienzo a pensar que somos realmente parecidos a dioses cuando no nos apoltronamos, cuando luchamos por algo. Es un razonamiento peligroso porque la moral imperante hoy implica no arriesgar si vamos en pos de una cierta ración de comodidad. Se vuelve a reeditar la figura de la devotio ibérica o de la "clientela" que es un poco el origen del capitalismo y los señores feudales... Yo no quiero problemas y por tanto me pongo bajo la protección de un señor más poderoso que me asegura una cierta tranquilidad a cambio que yo le haga la pelota, trabaje para él e incluso pierda mi vida para defender la suya. No veo que la sumisión sea algo aceptable si me valoro como persona... Y Teucro piensa bastante parecido. Ambos tenemos el sistema en contra y ni yo puedo luchar contra un enemigo tan formidable ni él puede enfrentarse a los dioses. A ver si con una dosis de sagacidad y otra de astucia, ambos logramos ganar al menos una batalla.

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...