Skip to main content

¿Ha visto doña María lo que anda de boca en boca...?

Hay personas que recurren a los mismos recursos, al mismo repertorio cada tanto tiempo y otras que prestan sus oídos y su boca. Es infalible y sucede en la red tanto como en un barrio. ¿Recordáis el cuento del pastorcillo y el lobo? Sí, aquel en el que un pastor tenía a un pueblo en jaque porque salía corriendo y gritando que venía el lobo, que venía el lobo y todos detrás de él para dar caza al supuesto animal y salvaguardar así las ovejas. Y el lobo no existía... Creo que incluso algunos vecinos deben haber creído que lo veían y hubiesen disparado sobre cualquier forma que les pareciese un animal de cuatro patas aunque se tratase de una inofensiva silla.
Yo también entré al trapo más de una vez y agujereé con mis balas retóricas alguna que otra sábana que parecía un fantasma. Yo también monté a mi Rocinante y embestí contra gigantes que amenazaban princesas indefensas... ¡Menudos chascos!
Ahora me he vuelto un poco más cauto y a los que hacen circular rumores les doy el tiempo suficiente como para que aparezca el lobo de verdad y se los coma. Si alguien pregunta dónde está el lobo y comienzan con evasivas... es que el lobo son ellos mismos.
Yo no entendía como funcionaba esto porque toda la vida me ha importado un pito lo que hagan o dejen de hacer los otros y menos aun se me ha ocurrido promocionarme a costillas de la credulidad ajena. Pero parece que como en las buenas pelis de acción: los buenos triunfarán al final, cuando todo parece perdido.¿Y los malos?... Los malos son malos, no tontos y buscarán un chivo expiatorio al que harán creer que es el lobo vengador o el lobo voladooor. Y... muerto el perro se acabó la rabia. Ellos camuflados en casita mientras pasa la tormenta y el gilipollas de turno haciendo frente a cargos que ni siquiera sabía que existían. No es una serie, no es un hecho político, esto pasa entre nosotros, la gente de a pie.
Si en algún momento se publican "Las Marcas de San Cosme", leédlo... yo mismo me admiro de lo que he llegado a desvelar en esa novela.
¡Ah!, para los y las cotillas, chusmas, alcahuetes, xafarders, chismosos y como se diga en cualquier otro dialecto:
"Si hay que realizar una denuncia, colocad la url del sitio donde se cometa la infracción" en casi todos los portales hay activadas alertas contra el uso abusivo. Utilizad nombres y apellidos, tanto de damnificados como de infractores. Puede que lo que a vosotros os parece un ataque, a los demás les parezca justo y ecuánime. Y la justicia es un acuerdo social, no una norma divina...
En cuanto a mí, voy a acabar Teucro deCreta que sale en estos días por Amazon. Quedan corregir un par de páginas y mi ilustradora favorita ya tiene la portada. Nos vemos en nada.. 


Popular posts from this blog

¿Por qué la adolescencia tiene tanta mala prensa?

Yo me he rebelado con llamar adolescencia a ese período de la existencia. Es que la palabra adolescente está ubicada entre adolecer y adolorido, y conlleva la sensación de padecer una enfermedad inevitable que se cura con el tiempo, como la gripe, y que puede paliarse aprendiendo a usar tampones, preservativos, cremas depilatorias, maquinillas de afeitar o fumando. Por ello he elegido «Renascencia» y la he definido como la etapa de la vida en la cual constatamos que podemos relacionarnos con los demás sin dejar de ser nosotros mismos. En ella aplicamos nuestras cualidades innatas y contrastamos los valores aprendidos en la familia o proclamados por la sociedad.De más está decir que hay personas de noventa años que todavía no la han superado. De ahí el valor de esta novela, ubicada temporalmente en el punto en que comenzamos a asomar la cabeza a un mundo nuevo, extraño, muchas veces incomprensible y las más de las veces profundamente cruel e injusto. Pero también tiene algo de misterio…

¿Cuándo comenzó su Renascencia?

Y usted preguntará: ¿Y eso qué es? Es normal que lo pregunte porque «Renascencia» es el acrónimo entre renacer y adolescencia. Y puede que usted diga: ¡Ah!, esa edad difícil o «la edad del pavo» como suelen llamarla algunos que deben haber nacido siendo adultos, porque de otra manera no se explica que la llamen así. O han intentado olvidarla de tan terrible que fue.Es que pareciera ser que la adolescencia fuese una clase de enfermedad que se cura con el tiempo. «¡Ya pasará! Es una adolescente». Cuando quise ponerle título a una novela juvenil que abarcaba el proceso de paso del niño al adolescente, quise investigar sobre esta etapa y lo que decían los expertos sobre ella. Y me encontré con que la definición tradicional dice más o menos lo siguiente: «Adolescencia es el lapso de tiempo que los individuos necesitan para considerarse socialmente autónomos» ¿Qué? ¿Socialmente autónomos? Si como sostiene el Psicólogo Erik Erikson, el desarrollo es un fenómeno psicosocial que se extiende dura…

¿Poco yo? Parte 1

Todos tenemos días en que nos sentimos poca cosa... casi insignificantes. ¿y si mirásemos al ser humano como si fuese un producto que compramos al nacer? El producto ser humano consta de dos partes principales: ·Componentes visibles ·Componentes invisibles Ya sé que le parecerá una verdad de Perogrullo. ¡Qué descubrimiento! ¿No? Pero de alguna manera hay que comenzar a desenredar la madeja. Creo que todos los colores de este producto al que llamamos ser humano constan de estos componentes sin excepción: negros, blancos, amarillos y todos los tonos intermedios. Como puede ver, en esto también somos iguales. Incluso comparten estas características todos los modelos de las diferentes marcas: varones, mujeres, transexuales, homosexuales, bisexuales, lesbianas y asexuales. Ocurre lo mismo con los tamaños y formas de los diferentes modelos: altos, bajos, flacos, gordos, niños, adultos, bellos y feos. Recapitulando, el producto ser humano tiene como finalidad ser feliz y viene de fábrica con dos …