Tuesday, May 01, 2012

Teucro deCreta: Todo va a alguna parte


....La culpa había sido enteramente del mentiroso de Hermes. El dios se había presentado ante Odiseo con la excusa de ayudarlo y le había dado la misma planta para evitar que Circe lo convirtiera en animal. Pero no le había advertido que una dosis excesiva de mandrágora podía producir locura y alucinaciones. Así había sido que el héroe perdió el norte y acabó seducido por la bruja mientras Hermes hacía lo propio con Penélope, la mujer de Odiseo que hacía tiempo codiciaba. Ella había resistido con entereza los embates de todos los pretendientes humanos, pero no había podido con un dios que además le había susurrado que su esposo yacía con una hechicera en una isla ignota. Penélope que pasaría a la historia de generaciones futuras como un ejemplo de fidelidad, en realidad había concebido y dado a luz un hijo de Hermes llamado Pan. El nuevo semidios, marcado por la abstinencia de su madre y la lujuria de su padre, nació como una especie de fauno de instintos irrefrenables y apetitos desordenados. Sus presas más apetecibles eran las ninfas y los mozalbetes que frecuentaban lugares umbríos y ríos de montaña. La misma Iris debió escapar alguna vez de su acecho y casi nadie se salvaba de ser espiado por el depravado.

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...