Sunday, March 10, 2013

Más muertos fuera que dentro del cementerio...

Hace algunos días visité el cementerio de Xerta. Forma parte de la investigación para la última novela que estoy escribiendo. ¿Qué buscaba? Pues tumbas de inicios a mediados de mil novecientos treinta y ocho. En particular una que tuviese un cierto aire misterioso, que no hubiese sido visitada en años. ¿Qué esperaba encontrar? Pues un camposanto lleno de cruces al estilo americano que recordaran a los soldados que murieron en la batalla del Ebro. Me daba igual si eran del bando republicano o nacional. En Tortosa hay un controvertido monumento inaugurado por Franco en la década del sesenta que conmemora a los muertos de la batalla del Ebro (no a todos, tan sólo a los franquistas). ¿Pero dónde están los muertos?
Parece ser que en plena Guerra Civil Española la gente no se moría porque no hay casi tumbas de 1938 y 1939. Podría pensarse que el cementerio fue posterior a esa fecha pero no es así y encontré sepulturas de principios del siglo XX. Algo muy curioso fue observar que las tumbas en tierra no tienen un orden. Está bien que se han prohibido las inhumaciones de este tipo (no sé por qué, ya que me resultan más naturales) y puede que algunos cadáveres hayan sido levantados para depositarlos en nichos. Otro elemento llamativo es que las sepulturas en tierra, al menos la mayoría no tienen nombre, muchas de las cruces están a punto de caer y... hay un monumento, una especie de monolito descabezado a la izquierda de la entrada. Según pude averiguar estaba destinado a rendir homenaje a los muertos en la Guerra. ¿Por qué lo troncharon?
 Más datos recabados a través de consultar con un enterrador jubilado: con tan pocas sepulturas en tierra y tan antiguas, el suelo debería estar totalmente plano... Y no lo está. Es más, hay un lugar en el que se ve que han agregado tierra en varias ocasiones y reiteradamente se produce un socavón. La sensación que da es que se han enterrado cadáveres en hilera y al acabarse el espacio se han cavado tumbas en medio de las anteriores... Pero ¿dónde están las cruces?, ¿quiénes son? ¿Eran soldados de la Batalla del Ebro? Pues puede que no. La Batalla del Ebro fue la más cruenta y decisiva en la Guerra Civil Española con más de 15000 muertos de ambos bandos. Según lo que he investigado miles de cadáveres de soldados republicanos siguen sin sepultura, algunos están en el fondo de agujeros producidos por las bombas, otros en medio de la montaña o en antiguas trincheras tapadas con tierra. Muchos agricultores tropiezan con los huesos al labrar el campo, otros salen a la superficie después de fuertes lluvias o aparecen cuando se hace alguna obra de excavación. ¿Eran soldados de Franco? Tampoco lo creo. El bando ganador de la guerra estuvo más de treinta años en el poder. No es que fuesen muy respetuosos con sus propios muertos pero al menos no los habrían ocultado. Un misterio que ha acicateado mi curiosidad...






New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...