Skip to main content

Posts

Showing posts from 2014

Convenciones sociales

Juan quería ser poeta. Le apasionaban los versos, disfrutaba con la música que producen las palabras enlazadas. Se imaginaba que sus poemas serían algún día canciones y recorrerían el mundo repetidos por millones de gargantas. Un día se lo dijo a su padre. —Papá, quiero ser poeta. —¿Y cómo te ganarás la vida, hijo? —preguntó el padre y la cara del niño se ensombreció. —Mira, creo que lo más adecuado es que estudies una profesión o elijas un oficio, como yo. Eso te hará un hombre de bien. Luego buscas una buena chica como tu madre, a la que le gusten los niños. Te casas y formas una preciosa familia. Te compras una casa, un coche y ves crecer a los hijos, les das estudios y un día te harán abuelo como espero serlo yo… Es la vida. Juan no volvió a escribir ni un solo verso más. Eso sí, estudió química industrial, entró a trabajar en una gran empresa y gracias a su esfuerzo fue escalando posiciones hasta llegar a jefe. Conoció a una dulce jovencita, se enamoró y se casó. Tuvieron tres hijos a…

Educar para la libertad

En una finca del Burgá que poca gente conoce, nacieron al mismo tiempo y de diferente madre, dos cabritos: Tizón y Luna. Tizón nació en el corral cuyo límite estaba dado por dos alambres conectados a un boyero eléctrico. Luna en cambio lo había hecho en medio del bosque, salvaje, quizás producto del viejo dicho que dice que “la cabra siempre tira al monte”. Un día los dos pequeños se encontraron frente a frente, uno a cada lado de los alambres. —¡Ven a jugar conmigo! —invitó Luna— Tenemos todo un bosque para correr, saltar y hacer cabriolas. —Mi mamá no me deja —repuso Tizón— dice que soy un cabrito de granja y debo aprender a comportarme como tal. Además estos alambres están electrificados y no puedo saltar sin tocarlos. —Vale, tú mismo —dijo Luna y salió corriendo hacia el bosque. Se pasó horas investigando cuevas, corriendo detrás de los pájaros, persiguiendo ardillas y ramoneando cuanta hierba apetecible apareciera ante sus ojos.
Tizón en cambio recibió su ración de pienso, mamó de la l…

Viendo como se cocina la próxima guerra

Cuando comencé a recopilar información para escribir la novela "La Fatalidad de la Rosa y el Picaport", título todavía provisional hasta que la acabe, quise entender las circunstancias que llevaron a España a una guerra fratricida y al resto del mundo a un conflicto armado de consecuencias catastróficas. No soy analista político y de todo lo que leí en su día debí hacer mi propia situación de lugar porque deduje que las opiniones de los especialistas estaban teñidas de algún interés político. Hoy me parece que estamos cocinando el mismo guiso, ojalá me equivoque pero si es así quizás sea el momento de que abramos los ojos porque ya sabemos lo que pasó. Os ofrezco los ingredientes que a mi modesto modo de ver se dieron en la década del 30 y os animo a comparar con lo que está sucediendo ahora:
Incremento de la desigualdad social y económica.Ignorancia tolerada y provocada. Grandes privilegios para algunas castas encumbradas en el poder.Aparición de grupos que representaban el…

Jet Lag

Las ciudades tienen la capacidad de ir mutando sus puntos de máxima afluencia de público. Una zona que otrora era muy demandada por los comerciantes, debido al incesante paso de peatones, se transforma en poco tiempo en un páramo por donde tan sólo revolotean palomas, papeles y bolsas de plástico empujados posiblemente por el aire que producen las alas de las palomas. Yo vivícasi treinta años en una ciudad y si bien asistí a este fenómeno muchas veces, nunca me llamó la atención. La ciudad te hipnotiza. Luego me fui. Cambié todo lo que se puede cambiar en una vida menos los afectos. Entre esos cambios estaba el conglomerado de edificios por uno de montañas y pinares, mar, caletas y playas pequeñas. Y un día volví a aquella ciudad. No para quedarme, tan sólo para completar unos trámites. No habían pasado veinticuatro horas de mi arribo cuando se me estropeó el reloj. Ha de ser la pila, pensé mientras intentaba recordar las relojerías que había conocido durante el tiempo que había vivido …

Continuemos en la cocina...

Muchísimas lecturas y pocos comentarios. Eso es bueno. mucha gente que creía saberlo todo comienza a descubrir que quizás no
sabe nada. O quizás supone que sabe. Es decir: mi abuela me dijo que el rabo de toro de lidia cocinado en cazuela de barro es una delicia. El que yo he probado no era de toro de lidia, no estaba cocinado en cazuela de barro, pero igual me supo a delicia. ¿Será por mi abuela? Puede...
Cuando escribes una historia original de la que nadie ha escuchado hablar, te arriesgas a romper arquetipos. <y las personas se sienten seguras con los arquetipos^. Si yo digo que mi abuelo era fascista durante la guerra civil española, me colgaréis una etiqueta de derechas pero si afirmo que mi otro abuelo era anarquista en Italia, dudaréis...
Por ello la cocina que funde los gustos de todos: la pizza italiana, como me la enseñó mi abuela siciliana, la cocina de mi madre gallega y mis propios agregados...
En literatura como en la comida los gustos son cambiantes. Ahora se pone …

Todos nos quejamos y todos tenemos razón… pero no es suficiente.

La historia va precipitando los hechos y se nos muere Gabriel García Márquez y Gerard Vergès casi al mismo tiempo. ¿A que se parecen? Podrían ser hermanos aunque quizás sean dos personalidades contrapuestas… como muchos hermanos. A Gabriel García Marquez, Rafael Narbona lo pone a parir como un pesetero, chupaculos y advenedizo http://rafaelnarbona.es/?p=7372 pero sus libros se han vendido como rosquillas y su fortuna está guardada a muy buen recaudo sin saber cuánto acumulaba. En cambio Gerard Vergés, que también ostenta unos cuantos logros quecopio del periódico La Vanguardia:
Tortosa (Tarragona). (EFE).- El poeta tortosino Gerard Vergés falleció anoche, pocos minutos después de las 23 horas, a los 83 años, según ha informado hoy el alcalde de Tortosa, Ferran Bel.

Nacido en Tortosa en 1931, Vergés recibió la Cruz de Sant Jordi en 1997, fue farmacéutico y profesor universitario, además de escritor, y su primer libro publicado, el poemario 'L'ombra rogenca de la lloba' (1981…

Cocineros de sueños. Mi cocina de autor literario.

Anoche estaba viendo Master Chef (que por cierto es el único reality que miro) y pensé que nosotros, los escritores, somos una especie de cocineros de palabras para saciar el hambre del espíritu o para satisfacer el apetito de relax de mentes estresadas. Y por qué no quizás también en algunos casos para acariciar espíritus sibaritas que disfrutan con la levedad de un vocablo o el colorido de una imagen creada a partir de letras ordenadas de una cierta manera.Algunos llegan a chefs. No son todos los que están en la foto ni están todos los que son. Yo cocino letras desde hace mucho tiempo con diferentes resultados y la bondad de mis comensales ha hecho que en el peor de los casos guarden silencio. Quizás no he destacado lo suficiente para crearme verdaderos enemigos que descuarticen mis escritos o tal vez los grandes tiburones de la crítica no han llegado a pasar por mi cocina. A vosotros, los que guardáis silencio cuando uno de mis platos tiene demasiada sal o los sabores son difícile…

Entrevista a Ricard Corlëon

Una de mis funciones como asesor editorial de Àrbora Books es buscar escritores que puedan ser atractivos al público lector. Al comienzo parece tarea fácil porque hay miles de escritores deseosos de publicar sus historias. El problema es si hay miles de lectores dispuestos a leer lo que ellos escriben. Por supuesto que si hablásemos de Dan Brown, Paulo Cohelo y algunos otros afortunados, no haría falta hacer un estudio de mercado, ellos se venden solos. Pero no podemos de momento afrontar sus cachets y por lo tanto habremos de dirigirnos a escritores menos conocidos aunque no necesariamente menos buenos. Y hoy me ha tocado realizar una entrevista que me resultó al menos inquietante. Se trata de Ricard Corleön, un escritor que se define a sí mismo como un "boy" de la literatura contemporánea. No quiere fotografías, se cubre casi toda la cara con unas enormes gafas de sol y vive en una urbanización de Sant Jordi de Alfama que en invierno al menos produce un poco de temor por l…

Reivindiquemos LA MAFIA

El poder ha estado concentrado en lo que llevamos de historia judeo cristiana, en manos corruptas: venales señores feudales, peores revolucionarios y más actualmente una mierda de políticos. ¿Cómo se reacciona ante una injusticia institucionalizada?
Pues resulta que la mafia es una reacción familiar a una situación injusta, que también podría tildarse de mafiosa porque obedece a intereses de clanes. Es decir que la mafia tal y como nos la han vendido a través del cine y la tele, poco tiene que ver con los verdaderos principios que iniciaron este movimiento social en el siglo XVI. Y recordaré a un antecesor mío, el compositor Giovanni Battista Lampugnani, Todavía espero que su obra se haga pública, siendo muy buena e incluso conteniendo elementos que podrían ser extraídos del contexto musical... Pero lleva la oscura marca de Giovanni Andrea Lampugnani, un noble que decidió poner fin a las maquiavélicas elucubraciones de los Sforça...
Ante la globalización que ha asegurado el dominio d…

Habla sólo cuando tus palabras sean más valiosas que tu silencio

Durante meses parece que desaparezco del blog, de las redes sociales y de todo lo que no sea mi entorno más cercano. Y lo agradezco porque no es que esté inactivo sino que lo que pueda decir es menos valioso que el silencio... Mi vida se reinventa cada xxx años, las puertas se cierran pero se abren las ventanas y entra el sol. Yo vivo en una constante sensación de sorpresa. Lo que creía hasta ayer es tan sólo la cubierta del libro que tengo en mis manos hoy. No me entendáis mal. No es que voy dando botes de una pared a otra sino que es como un GR. Paso de lugares umbríos, acogedores a la más abierta naturaleza inclemente para luego llegar a una playa de aguas tranquilas. Y lo que parecía no tener ningún sentido, se ve a la distancia como un trozo del camino que era necesario recorrer. Todo sirve, incluso aquella inmersión no deseada que te obliga a retener la última burbuja de aire en los pulmones para no morir. Todos deberíamos pasar por aquel momento en que nuestra alma constela lo…