Sunday, February 23, 2014

Habla sólo cuando tus palabras sean más valiosas que tu silencio

Durante meses parece que desaparezco del blog, de las redes sociales y de todo lo que no sea mi entorno más cercano. Y lo agradezco porque no es que esté inactivo sino que lo que pueda decir es menos valioso que el silencio... Mi vida se reinventa cada xxx años, las puertas se cierran pero se abren las ventanas y entra el sol. Yo vivo en una constante sensación de sorpresa. Lo que creía hasta ayer es tan sólo la cubierta del libro que tengo en mis manos hoy. No me entendáis mal. No es que voy dando botes de una pared a otra sino que es como un GR. Paso de lugares umbríos, acogedores a la más abierta naturaleza inclemente para luego llegar a una playa de aguas tranquilas. Y lo que parecía no tener ningún sentido, se ve a la distancia como un trozo del camino que era necesario recorrer. Todo sirve, incluso aquella inmersión no deseada que te obliga a retener la última burbuja de aire en los pulmones para no morir. Todos deberíamos pasar por aquel momento en que nuestra alma constela los instantes claves del pasado y une los acontecimientos deshaciendo la red que nuestra mente había urdido para mantener el stato quo. El Evangelio habla de Tarso que cayó de su caballo fulminado por un rayo y así encontró la iluminación. Yo me he caído de casi todo lo que levante del suelo y muy iluminado no estoy porque aún debo encender la luz eléctrica cuando se hace de noche. Por ello seguiré escribiendo cuando mis palabras sean más valiosas que mis silencios y no me importará nada si las leéis o no. Es mi camino... Y ahora sé que no tengo nada que decir, que no hay ningún mensaje que deba transmitir como misión. Es un alivio saber que puedo escribir las historias que se me ocurran sin la necesidad de incluir en ellas algo más. Eso sí no puedo asegurar que dejen de existir los mensajes cifrados, las verdades repetidas y las frases con doble sentido. "El que quiera entender que entienda..."

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...