Saturday, May 17, 2014

Continuemos en la cocina...

Muchísimas lecturas y pocos comentarios. Eso es bueno. mucha gente que creía saberlo todo comienza a descubrir que quizás no
sabe nada. O quizás supone que sabe. Es decir: mi abuela me dijo que el rabo de toro de lidia cocinado en cazuela de barro es una delicia. El que yo he probado no era de toro de lidia, no estaba cocinado en cazuela de barro, pero igual me supo a delicia. ¿Será por mi abuela? Puede...
Cuando escribes una historia original de la que nadie ha escuchado hablar, te arriesgas a romper arquetipos. <y las personas se sienten seguras con los arquetipos^. Si yo digo que mi abuelo era fascista durante la guerra civil española, me colgaréis una etiqueta de derechas pero si afirmo que mi otro abuelo era anarquista en Italia, dudaréis...
Por ello la cocina que funde los gustos de todos: la pizza italiana, como me la enseñó mi abuela siciliana, la cocina de mi madre gallega y mis propios agregados...
En literatura como en la comida los gustos son cambiantes. Ahora se pone de moda la novela erótica y todo dios a leer y escribir novela erótica. Hace unos años pasó con la novela histórica e Isabel Allende, luego con la Rowlings y Harry Potter en infantil juvenil y después con el furor de Crepúsculo. ¿Qué hace que una novela tenga tanto éxito? ¿Es su autor un superdotado o un suertudo que ha estado en el lugar justo y el momento oportuno? Pues no, nada es tan aleatorio en el mundo económico...
Como decía más arriba, cuando escribes una novela original, te arriesgas a romper arquetipos. Y eso molesta al lector. Pero quizás tu temática entra dentro de un nicho de mercado que hace tiempo no se explota y algún visionario o experto en marketing encuentra que puede llegar a sacarle provecho. Si tiene razón, te habrás convertido en el nuevo Dan Brown. ¿Así de simple? Pues si lo consideras simple, es así de simple. El problema de las editoriales españolas o hispanoamericanas es que usan anteojeras. ¿Anteojeras? Sí, como los caballos que tiran de un carro. Las anteojeras evitan el temor de mirar con amplitud un mercado de más de mil millones de personas hispano parlantes y al mismo tiempo no permiten visualizar oportunidades de mercado. Todo es copiar y pegar. Es decir que si los yanquis sacan 50 Sombras de Grey porque han investigado que hacía mucho que no se editaba novela erótica... los españoles compran 50 Sombras y piden a sus escritores que escriban sobre esa temática. En realidad debería ser al revés pero es más sencillo subirse al carro del vencedor y no darle importancia al mercado que se tiene.
Esto es una excelente oportunidad para las pequeñas editoriales con miras amplias aunque serán copiadas en muy poco tiempo si llegan a tener éxito. Un ejemplo: Àrbora Books invierte su esfuerzo en una colección de libros infantiles dedicados a promover el patrimonio histórico y cultural de les terres de L'Ebre, menos de cinco meses después un prestigioso periódico decide publicar ocho obras infantiles de sus bazas super mega reconocidas pero no por literatura infantil. ¿No era que los niños de hoy no leen?
A ver que no es una queja, cada uno puede hacer lo que buenamente le de la gana mientras el juez no lo considere ilegal. Eso sí, chavales de otras cocinas literarias, a ver si ponéis una poca de imaginación y dejáis de copiar burdamente...

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...