Sunday, June 01, 2014

Viendo como se cocina la próxima guerra

Cuando comencé a recopilar información para escribir la novela "La Fatalidad de la Rosa y el Picaport", título todavía provisional hasta que la acabe, quise entender las circunstancias que llevaron a España a una guerra fratricida y al resto del mundo a un conflicto armado de consecuencias catastróficas. No soy analista político y de todo lo que leí en su día debí hacer mi propia situación de lugar porque deduje que las opiniones de los especialistas estaban teñidas de algún interés político. Hoy me parece que estamos cocinando el mismo guiso, ojalá me equivoque pero si es así quizás sea el momento de que abramos los ojos porque ya sabemos lo que pasó. Os ofrezco los ingredientes que a mi modesto modo de ver se dieron en la década del 30 y os animo a comparar con lo que está sucediendo ahora:
  • Incremento de la desigualdad social y económica.
  • Ignorancia tolerada y provocada.
  • Grandes privilegios para algunas castas encumbradas en el poder.
  • Aparición de grupos que representaban el descontento.
  • Aglutinamiento de sectores violentos que veían en la destrucción del sistema la solución de todos los males.
  • Pérdida de poder de los partidos de derechas con su consiguiente radicalización hacia el fascismo.
  • Aumento de poder de la izquierda con la consiguiente afiliación de los sectores más radicales.
  • Aparición de los nacionalismos como aparente solución para la defensa de los intereses comunes de una nación o pueblo.
  • Demonización por parte de la maquinaria capitalista de todos los sectores no afines a sus intereses.
  • Financiación y ensalzamiento de pseudo líderes (paranoicos, egocentristas, iluminados) que introducidos en los movimientos peligrosos para los poderosos, los pudrieron por dentro desviándolos de sus objetivos iniciales.
  • Aparente triunfo de la democracia con partidos radicalizados que quisieron tomar represalias contra los encumbrados y lo único que consiguieron fue incrementar el odio.
  • Reacción de los poderosos a través de una guerra y recuperación del statu quo.


Las técnicas empleadas para la cocción son la de la olla de presión, el baño maría, el chuf chuf a fuego lento y el wok a toda pastilla. El plato acabado tiene propiedades empobrecedoras, resignativas y depurativas. Y lo que es peor: el combustible que se quema es el pueblo y el manjar se lo siguen comiendo los mismos de siempre.

New Realase!!!

New Realase!!!
This book will be published first for Englis readers

Featured Post

Cinco céntimos.

Cinco Céntimos sobre mí No soy de escribir mucho sobre mí, aunque dicen por ahí que uno no puede escribir más que sobre sí mismo. Con...