Skip to main content

Viendo como se cocina la próxima guerra

Cuando comencé a recopilar información para escribir la novela "La Fatalidad de la Rosa y el Picaport", título todavía provisional hasta que la acabe, quise entender las circunstancias que llevaron a España a una guerra fratricida y al resto del mundo a un conflicto armado de consecuencias catastróficas. No soy analista político y de todo lo que leí en su día debí hacer mi propia situación de lugar porque deduje que las opiniones de los especialistas estaban teñidas de algún interés político. Hoy me parece que estamos cocinando el mismo guiso, ojalá me equivoque pero si es así quizás sea el momento de que abramos los ojos porque ya sabemos lo que pasó. Os ofrezco los ingredientes que a mi modesto modo de ver se dieron en la década del 30 y os animo a comparar con lo que está sucediendo ahora:
  • Incremento de la desigualdad social y económica.
  • Ignorancia tolerada y provocada.
  • Grandes privilegios para algunas castas encumbradas en el poder.
  • Aparición de grupos que representaban el descontento.
  • Aglutinamiento de sectores violentos que veían en la destrucción del sistema la solución de todos los males.
  • Pérdida de poder de los partidos de derechas con su consiguiente radicalización hacia el fascismo.
  • Aumento de poder de la izquierda con la consiguiente afiliación de los sectores más radicales.
  • Aparición de los nacionalismos como aparente solución para la defensa de los intereses comunes de una nación o pueblo.
  • Demonización por parte de la maquinaria capitalista de todos los sectores no afines a sus intereses.
  • Financiación y ensalzamiento de pseudo líderes (paranoicos, egocentristas, iluminados) que introducidos en los movimientos peligrosos para los poderosos, los pudrieron por dentro desviándolos de sus objetivos iniciales.
  • Aparente triunfo de la democracia con partidos radicalizados que quisieron tomar represalias contra los encumbrados y lo único que consiguieron fue incrementar el odio.
  • Reacción de los poderosos a través de una guerra y recuperación del statu quo.


Las técnicas empleadas para la cocción son la de la olla de presión, el baño maría, el chuf chuf a fuego lento y el wok a toda pastilla. El plato acabado tiene propiedades empobrecedoras, resignativas y depurativas. Y lo que es peor: el combustible que se quema es el pueblo y el manjar se lo siguen comiendo los mismos de siempre.

Popular posts from this blog

¿Por qué la adolescencia tiene tanta mala prensa?

Yo me he rebelado con llamar adolescencia a ese período de la existencia. Es que la palabra adolescente está ubicada entre adolecer y adolorido, y conlleva la sensación de padecer una enfermedad inevitable que se cura con el tiempo, como la gripe, y que puede paliarse aprendiendo a usar tampones, preservativos, cremas depilatorias, maquinillas de afeitar o fumando. Por ello he elegido «Renascencia» y la he definido como la etapa de la vida en la cual constatamos que podemos relacionarnos con los demás sin dejar de ser nosotros mismos. En ella aplicamos nuestras cualidades innatas y contrastamos los valores aprendidos en la familia o proclamados por la sociedad.De más está decir que hay personas de noventa años que todavía no la han superado. De ahí el valor de esta novela, ubicada temporalmente en el punto en que comenzamos a asomar la cabeza a un mundo nuevo, extraño, muchas veces incomprensible y las más de las veces profundamente cruel e injusto. Pero también tiene algo de misterio…

¿Cuándo comenzó su Renascencia?

Y usted preguntará: ¿Y eso qué es? Es normal que lo pregunte porque «Renascencia» es el acrónimo entre renacer y adolescencia. Y puede que usted diga: ¡Ah!, esa edad difícil o «la edad del pavo» como suelen llamarla algunos que deben haber nacido siendo adultos, porque de otra manera no se explica que la llamen así. O han intentado olvidarla de tan terrible que fue.Es que pareciera ser que la adolescencia fuese una clase de enfermedad que se cura con el tiempo. «¡Ya pasará! Es una adolescente». Cuando quise ponerle título a una novela juvenil que abarcaba el proceso de paso del niño al adolescente, quise investigar sobre esta etapa y lo que decían los expertos sobre ella. Y me encontré con que la definición tradicional dice más o menos lo siguiente: «Adolescencia es el lapso de tiempo que los individuos necesitan para considerarse socialmente autónomos» ¿Qué? ¿Socialmente autónomos? Si como sostiene el Psicólogo Erik Erikson, el desarrollo es un fenómeno psicosocial que se extiende dura…

¿Poco yo? Parte 1

Todos tenemos días en que nos sentimos poca cosa... casi insignificantes. ¿y si mirásemos al ser humano como si fuese un producto que compramos al nacer? El producto ser humano consta de dos partes principales: ·Componentes visibles ·Componentes invisibles Ya sé que le parecerá una verdad de Perogrullo. ¡Qué descubrimiento! ¿No? Pero de alguna manera hay que comenzar a desenredar la madeja. Creo que todos los colores de este producto al que llamamos ser humano constan de estos componentes sin excepción: negros, blancos, amarillos y todos los tonos intermedios. Como puede ver, en esto también somos iguales. Incluso comparten estas características todos los modelos de las diferentes marcas: varones, mujeres, transexuales, homosexuales, bisexuales, lesbianas y asexuales. Ocurre lo mismo con los tamaños y formas de los diferentes modelos: altos, bajos, flacos, gordos, niños, adultos, bellos y feos. Recapitulando, el producto ser humano tiene como finalidad ser feliz y viene de fábrica con dos …